¿Quién tiene razón?

Esa es la pregunta que lanzo. Tiene razón el científico vasco Antón Uriarte que nos facilita en su blog una postal de San Sebastián de hace unos años y otra reciente que demuestran que no solo no ha subido el nivel del mar, sino al contrario.
Pero he visto en Twitter al periodista de National Geographic Don Belt escribir alarmantemente que está subiendo el nivel del mar mas de lo previsto en Bangladesh, curiosamente donde estuvo hace unos meses para publicar en el número de mayo de esta revista el artículo titulado "La Próxima Tormenta", en el que cuenta el caso de los 35.000 habitantes de Munshiganj, asustados el 25 de mayo de 2009 con las crecidas, que se han desplazado a Dacca, a varios kilómetros de distancia, con menor riesgo de inundación. El ciclón Aila sopló hace un año a 110 kilómetros a la hora. A diario llegan a Dacca decenas de personas asustadas por los ciclones, y prefieren vivir hacinados en chabolas que en sus pueblos.
En esta fotografía se muestra a unos aldeanos trasladar el tejado de una "mezquita" de Sirajbag, un islote de arena y lodo del río Jamuna donde las inundaciones son frecuentes.
En mi opinión, tanto Antón como Don tienen razón, ni hay que alarmar como ha hecho hace años Greenpeace con que iba a subir el nivel del mar en la costa española y poco menos que tendríamos que ir pensando en irnos de allí. Aquella noticia motivó que, por ejemplo, se devaluasen los apartamentos de La Manga (Murcia), porque era uno de los ejemplos de inundación total, lo que cabreó a sus propietarios. en cuanto a Don, como él sabe bien en la India hay inundaciones todos los años y están muy acostumbrados a ellas, otra cosa es que en los últimos años ellos perciban que la cosa se haya desmadrado, como ocurre en el Ártico, y que ello tenga que ver de forma directa con lo que todos conocemos como "Cambio Climático".

1 comentario:

El Relevo en mi Tiempo dijo...

Efectivamente cada cual tiene su razón. El cambio climático pienso que es incuestionable y no hay más que ver la situación de los polos y como se deshacen cada año, pero otra cosa es cómo afecta a las diferentes zonas del planeta.
En el Cosmo Caixa de Alcobendas existe una maqueta con las previsiones de incremento del nivel en diferentes zonas y desde luego resulta muy ilustrativo.