El capitalismo del desastre


La periodista del Guardian Naomi Klein sostuvo en su best seller "La doctrina del shock" que vivimos en un estado postraumático que debilita las libertades con la escusa de cualquier causa, ya sea un desastre natural, una guerra lejana, carestía del petróleo o lo que ellos quieran.
En 2007 escribió esta mujer esto que luego en 2010 se llevó al cine, pero que pasó totalmente desapercibido. Comienza la película y el libro recordando que en los año 50 los psiquiatras utilizaban el electroshock como medida terapéutica de choque, y afirma que los economistas y políticos de hoy en día también emplean esa misma terapia de shock en el conocido ya como "Capitalismo del Desastre", al que hemos ido a parar desde 2001 y el desastre de las Torres Gemelas, y en el que nos zambullen incluso los países socialistas como el nuestro. Ni Cuba se salva de esta tendencia, y si se salvara, peor para ellos, porque no tienen nada de nada.
Nada se puede hacer contra esto salvo revelarse y, como alguno mantuvo con poco éxito, sacar el dinero del banco y meterlo en un calcetín en tu casa y hacer economía de subsistencia como hacían nuestros abuelos en el campo.