NME, el enemigo de la prensa musical

Es, a mi juicio, la peor publicación musical del planeta, pero ellos se creen la punta del iceberg. Repleto de momias que todavía siguen apostando por músicos de aspecto pálido que aunque no sepan tocar la guitarra, al menos se chuten o consuman sustancias prohibidas, pero nada quieren saber del resto del panorama musical. Sus ventas han bajado como la espuma, pero ellos siguen erre que erre, mientras MOJO, UNCUT o Rolling Stone vende por todo el mundo y en internet miles de ejemplares. Confieso que en los 80 eran la mejor publicación y la que había que leer para enterarte de la movida londinense y lo último, pero ahora no aciertan ni con los cañones de Nabarone.