Hoy leo más de música en un día que antes en un año

Es cierto, me puedo bajar en pocos minutos tres revistas musicales y tener más información que la que tuve en todo 1979, donde pasabas una hora escuchando en una tienda de discos un Lp para ver si te lo comprabas por 500 pesetas. Ahora te descargas toda su discografía en un solo archivo y te quedas tan ancho, e incluso ves en alta definición y DTS un video que antas tenías original en VHS y que sonaba a lata y se veía muy oscuro, pero te parecía la leche en bote americana, como rezaba aquella canción de Asfalto. En fin, que os contaré dos curiosidades que he leído recientemente y que me vienen a la cabeza tras hacer zapping y ver una escena de "School of rock" con Jack Black tocando como un poseso y tirándose al público y pasa totalmente de él, por lo que da con su tripa en el suelo. Esa escena la sacaron de un hecho real ocurrido a principios de os años 70. Era el final de un concierto de Génesis y Peter Gabriel no se le ocurrió otra cosa que tirarse al público. Era la sala Friars de Aylesbury y no habría ni cien personas. Todos se apartaron y se rompió una pierna. Eso sí, lo subieron al escenario y Pete acabó cantando de rodillas como si formara parte del espectáculo, pero es que no podía levantarse. El resto del grupo, ajeno a todo y ensimismado en sus instrumentos, abandonó la sala mientras el público pedía un bis creyendo que Peter en postura de adoración estaba dispuesto a ello. Las letras de Génesis eran ininteligibles para las mentes de la época y así canciones como "For Absent Friends" trataban en realidad de dos ancianas que charlaban entre columpios cerrados sobre sus esposos ya fallecidos al lado de un letrero de "No pisar el cesped". Todo muy victoriano. Una de las cosas que me han llamado mas la atención son las paradojas del rock. Me explico: ´¿Cómo pudo ser que a los negros no les gustase Bob Marley y no fueran a sus conciertos? Bob estaba tan preocupado por aquella situación que se presentaba en las actuaciones en directo que llegó a ser telonero de The Comodores en el zenith de su carrera para captar a su público negro. Aquella actuación tuvo tanta resonancia que supuso un punto de inflexión. Hasta entonces sólo había blancos pijos en sus actuaciones a los que le molaba lo del hachís y el baile. Incluso mucha rubia. Otra paradoja le ocurrió a Génesis, que tenía más éxito en las ciudades industriales en las que los jóvenes querían escapismo de su realidad que en las universidades donde actuaron, cuyos intelectualoides odiaban la pomposidad prog de Génesis y preferían a macarras como Black Sabbath porque buscaban justo lo contrario a lo que tenían a diario, la brutalidad les ponía.