Muertos del jazz

Albert Ayler desapareció el 5 de noviembre de 1970 y su cuerpo fue encontrado en el East River de Nueva York tres semanas después.
Gary McFarland tomó el 2 de noviembre de 1972 una bebida en la que habían puesto metadona líquida y sufrió un infarto y murió al instante en un bar de Nueva York. En esta foto de Pete Turner se le puede ver en la portada del disco "Point of departure" (1963).
Muchos han sido los músicos de jazz que han muerto de forma misteriosa o trágica, estos últimos por la ingesta masiva de alcohol, pastillas o drogas de todos los colores y tamaños, entre los que destacan Billy Holiday, pero el caso que mas me ha sorprendido es el de Bobby Cole, que el 19 de diciembre de 1997 cayó al suelo y se dió con el bordillo de la acera y se abrió la cabeza cuando salía del club donde tocaba que creo que era el Silly is Saloon, el favorito de Sinatra.