Keith "Marcus Keef" MacMillan; fotógrafo de la mejor música

Fue el fotógrafo de cabecera de los míticos sellos discográficos Vértigo, Neón y Nepentha, y en sus portadas siempre evitó sacar a los protagonistas, es decir, a los músicos, y mostraba misteriosas mujeres en lugares siniestros y paisajes de otra época. Retocaba los colores modificándolos por completo con profusión del Magenta. Se ven caballos de madera, edredones con "patchword" de colores, carruseles de feria, espantapájaros, el sol no brilla como en California en aquella época, en donde sus discos muestran portadas más luminosas. La Inglaterra de 1970 es oscura y húmeda.
Se habla a menudo de una clara influencia de este fotógrafo hacia lo que pudo ver en aquel entonces en la televisión o en el cine, como la película "Akenfield" y su oda al campo. "The Wicker Man", "Witchfinder General", "The Blood of Saturn's Claw" y las historias de fantasmas que fascinaron a la BBC, así como su amor por lo eduardiano y prerrafaelistas, lo rural que puede verse en las fotografías de Peter Henry Emerson, y un tiempo mágico previo a la I World War, repleto de rituales paganos. En definitiva, una sensación de desastre melancólico que auguraba la crisis del petróleo que vino luego y que hizo que no se vieran coches por las carreteras.
Entre las portadas más comentadas están la del primer disco de Black Sabbath, de sobras conocida, pero la que más me perturba es la del álbum de Rod Stewart porque nada tiene que ver con el artista y muestra a un mendigo en gabardina, tipo "Aqualung", corriendo detrás de unos niños en una pradera vestidos en camisones victorianos a lo Dickens. Por cierto, "The Man Who Sold The World" de David Bowie también es de Marcus Keef.

A finales de los 70 se dedicó a los videoclips como este de Paul McCartney que se parece mucho a la portada del grupo SPRING, cuyo batería sería luego el de Dire Straits. También filmó el concierto de Kampuchea en 1979.
Este es otro ejemplo, el vídeo de Kate Bush de "Cumbres Borrascosas".



En 1978 se introdujo en el mundo del videoclip y triunfó. Blondie lo contrató en 1980 para "Atomic".

1 comentario:

Anónimo dijo...

KEEF: I started in the business as a photographer and sleeve designer. About 1968 I started, I used to photo and design album sleeve covers and I did that for seven or eight years. I got a bit fed up doing that because I'd done basically over a thousand by then and I was just basically a little bored with it. And [I] really thought that the up and coming thing was film and specifically video tape for the music business.