Que quieres que te diga

Sube el PIE (Producto Interior Emocional) del país. Como auguramos antes del mundial, España ganaría, pero la roja era Chile. De ayer destacaría las lágrimas de Iker, San Iker, al final del partido. Una amiga decía: No es de hombres llorar. Pues, al contrario, es de muy hombre llorar, y más en su caso, después de lo que ha soportado. Sara Carbonero es una auténtica profesional, aguantando el tipo. Esta bien que triunfe el amor. Faltó que le pidiera en matrimonio. ¡Señoras y Señores, somos campeones del mundo¡ y ya de la crisis hemos salido.