Neil Young, el granjero rockero


Aquí os sorprenderá tocando en la calle en Glasgow allá por 1972

Young siempre estuvo horrorizado con repetirse así mismo, por ello siempre sacó discos experimentales imitando a Kraftwerk, de blues a lo Blues Brothers, country como Willie Nelson, soul a lo MG & the Onions, etc...y por ello en 1975 se le llamó el padre del Punk (Rust Never Sleeps) y en 1985 el abuelo del Grunge. Hasta el líder de Nirvana se suicida con una nota en la que escribe un verso del "Hey Hey..." de Young, lo que conmocionó mucho a éste sin conocerlo siquiera. Grabó "Sleep with Angels" en su memoria. El mejor disco de Young es "Harvest" y cada ciertos años vuelve a él (Harvest Moon, Prairie Wind, Silver and Gold), pero nunca logró emular aquel sonido granjero, sesentero, hipioso y auténtico. "Ragged Glory" es lo mejor que hizo en muchos años, junto a sus Crazy Horse, porque suena directo, hasta la médula, como es él, sin contemplaciones. Dicen que CSN sin Y está bien, pero no es lo mismo, porque suena pastelazo, porque lo bueno de Y es que hace acústico sin sonar meloso ni bobalicón. Es como quisieramos ser todos, viviendo en el campo, con nuestro perro y animales de granja, dando largos paseos por el valle, tirando piedras al río, al calor de la chimena de noche, haciendo chuletas de cordero en la brasica...Que mas se puede pedir.