Come taste the band remasterizado


Acaba de salir al mercado "Come taste the band" remasterizado, el último disco de Deep Purple en su cuarta formación, con el guitarrista Tommy Bolin, poco después fallecido, y con David Coverdale de cantante. Está muy cuidada esta edición de lujo, de las que soy cada vez mas partidario. Suelo pasarme por el FNAC y encontrar ediciones deluxe por menos de 10 euros con dos CD y un libreto, cuando tengo a lo mejor el original que en su día me costó mas dinero. A veces creo que bajarse música por internet no merece la pena para nada con estas ventajas que ofrece la industria.

Heavy metal jazz rock fue la etiqueta que pusieron a su música.
Dave Clempson (Humble Pie) fue el nombre pensado para sustituir a Ritchie Blackmore. Estuvo en la casa de Lord varios días, y aunque tocaba de maravilla, no hubo magia. Coverdale decía que parecía un guitarrista de los Rolling.
El nombre del disco lo dio Bolin cuando Lord comenzó a tocar temas de Cabaret y él que estaba medio borracho comenzó a cantar y por error en vez de decir "ven a ver el grupo" dijo "ven a degustar al grupo" (Come taste the band).
La foto de portada tiene una anécdota y es que no pudo retratarse a Glen Hughes por lo colocado que estaba de cocaina. Su imagen tuvo que meterse de otra foto anterior. Es el único que no sonríe y está a la derecha, en la copa.
La canción "Ower to G" algunos dicen que parece de Stevie Wonder y otros de George Gershwin, de hecho la G viene de Gersh, como la nombró Tommy Bolin cuando la escribió.
En la edición 35 aniversario además de la versión single de You Keep On Moving (que yo tengo en el formato single, y que curiosamente viene recogida la portada española en el libreto interior) está "Same in L.A." y una jam entre el batería Ian Paice y el guitarrista Tommy Bolin, que 15 meses mas tarde moriría de una sobredosis. Entre los pedales que usaba estaban elSam Ash fuzz y el Maestro Echoplex.
Aquí os dejo el "Smoke on the water" mejor que hay, el que se grabó poco después de arder el hotel suizo que inspiró a Deep Purple. Y esta es la explicación que da Ritchie Blackmore del riff mas simple de la historia, como si fuera el ta-ta-ta-chán de Beethoven. Ha envejecido bien el guitarrista mas uraño del rock. Al final se casó con una frikki medievalista, compró un castillo y grabó varios discos con ella de rollo folk-hippy.