El rock nació cuando las blancas lanzaron su ropa interior a los negros



Howling Wolf le llamaban así porque aullaba como un lobo. Era una bestia parda que un día llegó al sello discográfico Chess (Chicago) con una vieja furgoneta destartalada para grabar su primer disco. Por entonces Muddy Waters y Little Walker ya iban en Cadillac tras grabar unos años antes sus éxitos. Pero sería Chuck Berry el que con su desparpajo, juventud y riffs quién inventaría el rock. Inicialmente creían que lo que hacía era country hasta que los Beach Boys grabaron "Surfin USA" plagiando aquellos riffs. No les ganaría la demanda hasta muchos años después, igual que Willie Dixon lo hizo a Led Zeppelin. Por entonces todos los imitaban, especialmente los Rolling Stones, que triunfaron entre la sección femenina destrozando aquellos blues, pero su mérito fue llevar al Reino Unido a aquellos músicos cuando estaban arruinados en 1964, cuando Leonard Chess murió de un ataque al corazón a la puerta de su discográfica justo cuando iba a desmantelarla. Dicen que se había enomarado de Etta James y aquella situación le rompió el corazón literalmente. El alcohol se llevaría a la tumba al mejor armónica de la historia, el pequeño Walker, golpeado hasta la muerte en una riña durante una timba.
Dicen que el rock nació cuando las blancas comenzaron a lanzar su ropa interior a los músicos negros, lo que era impensable en Estados Unidos, pero permitido en Britannia. En Norteamérica tocaba Chuck Berry ante un auditorio dividido por un cordón policial entre blancos y negros, pero llegaba un momento en que los jóvenes se mezclaban para bailar. El pobre Chuck, que ahorró 100.000 dólares durmiendo en su cádillac y comiendo bocadillos, cometió la imprudencia de viajar con una menor en su maravilloso coche. Fue encarcelado justo cuando comenzaba su carrera.

Lo que pocos saben es que Hoochie Coochie lo escribió Willie Dixon especialmente para Muddy Waters. Para darle un giro a su blues pueblerino. Aquí está en el prestigioso festival de Newport, en Rhode Island, el 3 de julio de 1960. Algunos no habíamos nacido todavía, en España solo sonaba la música de pueblo y paletadas, y allí se estaba cociendo todo.

Etta James en 1962. Fue sonoro el escándalo que protagonizó con Beyoncé, cantando ambas a la vez ante un auditorio repleto mientras Obama bailaba con su mujer recién nombrado presidente. Beyoncé sonaba como el culo. Interpretó a Etta en la película "Cadillac records". Es mil veces mas guapa, pero no tiene voz.