Ya lo decían en 1938

Ya lo decían en 1938, pero no le echaron la culpa al CO2 sino a la corriente del Golfo