Quentin Gréban




Para mí el mejor ilustrador para cuentos infantiles es el belga Quentin Gréban, de 31 años, del que tengo su libro "Néstor", sobre un chimpancé que deambula por la orilla del río y es salvado por un elefante a pesar de que su mamá le advirtió que tuviera cuidado con el paquidermo y con otros animales de la selva. Creo que tiene otros catorce libros infantiles como "Ojalá estuvieras aquí", "Mamá, te quiero"; "El ratoncito más querido del mundo"; "La verdadera historia de los tres cerditos"; "Zéphir"; "La pequeña sirena" u "Olga" la vaca. Acertaréis con el regalo de Reyes.Recibió el prestigioso premio Saint-Exupéry en el año 2000 por «Les contes de l'Alphabet».