Cuando las Islas Baleares eran la cuna del hipismo

Peter Watts escribió en la revista de septiembre UNCUT un interesantísimo artículo sobre la música en los años 60 y 70 en las Islas Baleares y cómo influyó en el movimiento de Madchester y los ravers con Happy Mondays y New Order a la cabeza. Miembros de Pink Floyd todavía conservan casas allí, así como Mike Oldfield, y allí vivieron muchos años grandes artistas británicos como Kevin Ayers o David Aellen (fundador de Gong), y por allí pasaron, aunque resulte difícil de creer, James Taylor o Joni Mitchell. Dicen que todo comenzó cuando Syd Barrett, por entonces miembro a punto de ser expulsado de Pink Floyd porque estaba totalmente ido, viajó a Formentera con Rick Wright y Roger Waters. Iba a recuperarse de su adicción al LSD. En el año 1969 el director de cine francés Barbet Shroeder documentó lo que sucedía en aquella islas en la película "More", cuya banda sonora es de Pink Floyd.

En realidad la historia comenzó en el año 1962 en que Robert Wyatt, batería de Soft Machine, un grupo de jazz rock británico, pasó un verano en Deià (Mallorca) con el poeta Robert Graves, autor "Yo Claudio", una serie que los de mi edad conocerán. Graves vivió allí desde año 1929 y sólo abandonó temporalmente la isla durante la guerra Civil. Su casa, Canallún, acogió a famoso como Alec Guinness, Ava Gardner o Spike Milligan, así como a Alan Lomax, conocido por grabar música folk en USA. Ramón Farrán, fundador de la orquesta española nacional de jazz, también estuvo allí. Trabajaba en el hotel Formentor y fue músico de Tete Montoliu. Parrán formó parte de la familia del escritor británico cuando se casó con su hija y llegó a enseñar trucos de batería a Robert Wyatt. June Campbell Cramer era un personaje famoso allí al que le dedicó Wyatt el tema "Lady June" que aparece en el primer disco de Kevin Ayers. Ella puso dinero para que Wyatt formara el grupo Soft Machine. En los 60 solían recalar hippies en su VW California que habían viajado por el norte de Africa y adquirido hachís y terminaban comprando una casa por nada de dinero en Formentera eso sí, sin luz ni agua corriente.