Walpurgis o la época en que la música salía de modo natural inventando géneros


A finales de los años 60 el blues era el género musical predominante entre los jóvenes británicos a la hora de tocar un instrumento y Black Sabbath no fueron una excepción como pudo verse con su primera formación llamada Earth. Tenían tal pinta que ni siquiera los dejaban entrar en los clubs donde supuestamente tenían que salir a tocar, entre otras cosas porque el cantante iba descalzo (Ozzy Osborne). Si escucháis este vídeo de la pieza "Marte" de Gustav Holst comprobaréis que al grupo le molaba la clásica y lo esotérico. De ahí sale la línea de bajo del tema que da título al grupo "Black Sabbath". Eran amantes también de los Beatles y decidieron ir a Hamburgo a tocar como ellos, pero se encontraron en el mítico club STAR con tan sólo tres personas entre el público, y uno de ellos era una prostituta y otro un chiflado. El primer disco lo grabaron en tan sólo doce horas y por el ridículo coste de 800 libras esterlinas. Les dieron a cada miembro del grupo cien libras como adelanto de Vértigo Records, y lo primero que hicieron fue emborracharse y Ozzy comprarse unos zapatos. Nunca había visto tanto dinero junto en toda su vida. También adquirió un perfume Burt porque apenas se aseaba y quería oler bien. Una de las cosas mas curiosas de este grupo es que el sello Broadside, de Estados Unidos, reconocido por el propio Bob Dylan y Joan Baez como el más veligerante a nivel político, cuando la guerra de Vietnam fue indiferente a toda la música que se hacía en aquel continente con tema bélico, pero no así a la canción "War Pigs" de Black Sabbath, que inicialmente se iba a titular "Walpurgis" e iba a contener temas satánicos. Al final fue un canto antibelicista sobre la guerra de Vietnam. Una curiosidad de ese disco titulado Paranoid fue que en la Warner, la distribuidora norteamericana de la británica Vértigo, se negaron a publicar un disco con el título "War Pigs" y la portada de un tío con una espada, por eso al final cambiaron el título por "Paranoid", un tema que en la caja del master tiene como título "Single" porque se trataba de hacer algo pop y comercial de unos dos minutos, como así fue finalmente. Al guitarrista le encantab Django Reinhart porque al igual que a él, le faltaban dos falanges. En el tema acústico "Planet Caravan" del disco Paranoid hace un sólo jazzístico como homenaje a ese gran músico gitano y a Joe Pass. La voz de Ozzy suena diferente y se escucha un par de notas de piano que incluyó el ingeniero de sonido sin decírselo a nadie, así como el ruido de un botón de la consola. Otra curiosidad del disco es el tema dedicado a los skinheads y titulado "Fairies wear boots" (Las hadas llevan botas) con el que pretendía ridiculizarlos porque aquellas botas Doctor Martens pateaban a mas de un hippy o rockero. Al final la letra incluye un canto al LSD y a las drogas en general porque Ozzy no sabía que añadir a una temática tan estúpida como la de los punkies. Los fans de este grupo son los típicos que jamás van a una fiesta a bailar y se quedan fuera con la litrona y los porros pasando frío, cuenta un afamado músico de rock en un reciente documental sobre Black Sabbath, un grupo macho men, como todos los del rock progresivo y de heavy metal.