Aquel grupo inglés que dejó preñada a la hija de un abogado madrileño en la Dictadura


No eran otros que los Tomcats, conocidos luego como JULY y JADE WARRIOR El que dejó preñada a la chica fue Tom Newman, más tarde productor de TUBULAR BELLS de un jovencísimo Mike Oldfield, que inventaría el rock progresivo. Luego se enfadaría con Richard Branson, ese que ahora da las vacaciones que quieran y como quieran a sus empleados. La historia comenzó en los primeros meses del año 1968. El primer disco del grupo July hoy en día está a 250 euros en Ebay, algo que no se explican sus autores porque consideran que el disco es una basura, pero ojo, una basura sicodélica que se grabó igual que el Sgt Peppers. En realidad todo comenzó con un género musical precursor al rockabilly llamado skiffle allá por los años 50 conocido porque fue con el que se formaron los Beatles como The Quarrymen. No eran más que chavales con tablas de lavar la ropa, bajos construidos con cuerdas y cajas y guitarras de tres al cuarto. Había grupos desde Liverpool a un barrio a las afueras de Londres llamado EALING. Todos imitaban a los Shadows, incluido Jimmy Page. Por entonces el género musical de sus padres era el jazz y comenzó a entrar con fuerza otro género llamado rhytm and blues (R&B) que tuvo su garito estrella en un club de Ealing regentado por Cyril Davies y Alexis Corner. Era marzo de 1962 y allí comenzaron, entre otros, los Rolling Stones, siendo habitual también del local Pete Townshead (The Who), cuya inspiración de romper las guitarras en el escenario le vino de la escuela de arte local, donde también estaban Freddie Mercury, Ron Wood y David Bowie. Los primeros amplificadores Marshall que llegaron al Reino Unido los compraron Pete y Tony Duhig (Tomcats). Kano, del club Consulado, en Madrid, llamó a su amigo Tony Duhig para que se vinieran a España a tocar en algunos garitos ye-yes. Debió convencerlo, porque se pasaron dos años que curiosamente han pasado totalmente desapercibidos por los expertos en crítica musical del país. Tom Newman cuenta que el público no estaba preparado para unos melenudos como ellos y que las chicas se volvían locas, lo que causaba cierta animosidad entre el público masculino y entre las autoridades, que odiaban a este tipo de malas influencias escandalosas. Se hacían llamar Los Tomcats y en España firmaron con el sello PHILLIPS, con el que grabaron cuatro EPs que incluían temas como (flipad) "A tu vera", "Macarena", "Yesterday", "For Your Love" y "Satisfaction", es decir, una basura. Tom construyó su propia caja de efectos fuzz con un transistor de radio robado y una lata. En fin, una aventura mas que curiosa