Pokey Lafarge o vintage music


Andrew "Pokey Lafarge" Heissler tiene 30 años y sería un completo desconocido para nosotros si no fuera porque a Jack White le hizo mucha gracia por su estilo vintage y lo contrató para su sello "Third Man", donde ha editado no su primer disco, sino el album que lleva su nombre y que ha sido distribuido por todo el mundo. Hace country al viejo estilo, folk a los Mumford & Sons, swing bailable pero al estilo viejo Oeste americano hecho por un jovenzuelo de Illinois, más concretamente de Bloomington, uno de esos pueblos a los que van los cazatesoros a encontrarse una Harley del 50 o una bicicleta oxidada de los 20.
El toca la guitarra y está acompañado de un amigo que toca la mandolina y otro el banjo. Todos ellos llevan barba o bigote al viejo estilo, así como toda la ropa, que parece sacada de una boutique neoyorquina dedicada a los frikis que participan en fiestas de la bici con ropajes de época o a actores de Hollywood que necesitan chaquetas anchas para una peli a lo Coppola de mafiosos. Comenzó recorriendo las calles de todo el país en su grupo para tocar en la calle, que es donde más dinero se gana últimamente, porque ya nadie va a los conciertos ni tan siquiera gratuitos. En fin, que al menos es divertido y distinto a toda la basura que solemos poner en el coche obligados por nuestros hijos, es decir, Kiss FM, 40 demenciales, Onda Melodía, Rock FM o EuropaFM. Todos cortados por el mismo patrón de la radiofórmula. Posdata: Debo agradecer a mi viejo amigo y surfista Cristóval "Pisco" G. Novoa por su descubrimiento. Que una buena ola te lo pague.

La Guerra de los Drones que Oliver Stone avanzó en su documental


Habréis visto el documental de doce capítulos que Oliver Stone ha dirigido sobre su particular versión de la historia de Estados Unidos. En el último capítulo avanzaba que el Imperio Americano le ocurrirá como al Romano y tantos otros que desparecerá bruscamente debido a las decisiones erróneas que está adoptando, incluso con Obama. Y se refería por ejemplo al uso de drones para matar a sus objetivos con graves errores de asesinato de población civil considerada como daño colateral. De ello trata este documental. Tras la noticia del espionaje a Merkel la verdad que encaja muy bien todo lo que Stone cuenta. ¿Para qué espiar a un aliado? ¿Es que Alemania está escondiendo algo al resto del mundo? ¿Es que no están espiando también a España? ¿Es que los países anglosajones tradicionalmente apegados al régimen yanqui no están también siendo espiados? ¿Es que los militares de EEUU son los que realmente están gobernando en ese país sin que el resto del mundo no nos estemos dando cuenta y Obama es una marioneta más de un sistema con un millón de espías y bases militares en prácticamente todos los países del mundo? ¿El Gigante Chino cuanto aguantará hasta no amenazar a EEUU con los billones de dólares que le debe? ¿Es que la crisis no la han provocado ellos para que salte por los aires el sistema de protección y Occidente no sea un bocado más que meterse a la boca?

Lissie, la Steve Nicks del XXI


A esta jóven rubia pecosa y guapilla de Rock Island (Illinois) me acerqué (musicalmente hablando) porque un crítico musical colocó las palabras mágicas Neil Young en uno de sus temas para comparar el sonido. Luego resultó que no se parecía nada al canadiense padre del rock, sino mas bien a Steve Nicks, como podréis apreciar en esta actuación en directo para MAHOGANY, un canal que tiene el sabio acierto de grabar a músicos semi-desconocidos o no muy populares en un entorno natural. Lissie Maurus se hizo famosilla como telonera de Lenny Kravitz, al que como Prince le gusta rodearse de groupies que sepan tocar algo más que su instrumento. En fin, no es nada de otro mundo, pero al escucharla me acuerdo mucho de Fleetwood Mac, y su folk, tan de moda hoy en día, no está nada mal. Creo que es íntima de Snow Patrol, lo cual no se muy bien que quiere decir.

Jack Johnson, el cantautor surfero


Jack Johnson es un tauro como yo y le gusta el surf como al menda, salvo que él es surfista, si bien vive de las canciones que compone y de lo bien que toca la guitarra acústica como podréis comprobar en este vídeo. "Brushfire Fairytales" fue toda una sorpresa cuando salió en el año 2001. Nacido en Hawai, se le nota ese tono exótico en sus temas, es hijo del conocido surfista Jeff Johnson. Comenzó a surfear a los 5 años y a los 17 ya lo invitaban a grandes torneos hasta que tuvo un accidente que lo dejó muy mal parado y con varios dientes destrozados, lo que le inspiró el tema "Drink the water", porque a la par que hacía sur aprendía a tocar la guitarra. Hendrix es su guitarrista favorito, pero también le encanta Neil Young, Bob Dylan o Bob Marley. Muchos conoceréis su música por la película de dibujos animados "El curioso Jorge", que trata de un monito muy simpático y un profesor de biología que es su amo. Actualmente está casado y con tres hijos, es superconocido en las islas de Hawai, donde organiza un festival por la naturaleza y se codea con los grandes, como el cantante de Pearl Jam, Edie Vedder, el que es gran amigo, y tiene varios premios musicales, como Grammys y Brits, pero a él lo que le mola es surfear y donar parte de lo que gana para causas justas, lo que le ha granjeado una fama de "tío cojonudo". Brushfire Fairytales (2001) On and On (2003) In Between Dreams (2005) Sleep Through the Static (2008) To the Sea (2010) From Here to Now to You (2013)

La verdadera historia de "Smoke on the water"


La gira europea de invierno 1971 de FRAN ZAPPA debió reconocerse como la más desastrosa de la historia. El 4 de diciembre estaban trabajando en el Casino de Montreux, en Ginebra (Suiza), justo en la orilla del lago, justo en frente de Igor Stravinsky Street, un lugar conocido por sus festivales de jazz. En el medio del solo de sintetizador de Don Preston en el tema "King Kong" el lugar repentinamente se incendió. Alguien en el público tenía un cohete o una vela y había comenzado un incendio en el techo con revestimiento de ratán, lo que hizo que aquello se extendiera como la pólvora. Hay una versión de esta historia, que es la menos conocida, que habla de un defecto en el cableado de este viejo hotel donde tocaban. Había tres mil jóvenes apiñados rebosando la capacidad y otros muchos estaban fuera tratando de entrar cuando comenzó el fuego. Curiosamente las puertas de emergencia estaban con cadenas para que nadie pudiera colarse y el público se quedó casi atrapado, sólo pudiendo salir por la puerta principal. También salieron por una ventana que estaba cerca del escenario. Aquello pudo haber sido una tragedia, pero sólo se quedó en una canción de Deep Purple. Dicen que no hubo muertos porque los suizos son muy civilizados y se organizan muy bien aún cuando sus vidas estén en peligro. El equipo de roadies de Zappa ayudaron a la gente a salir por la ventana y el grupo logró escapar del fuego a través de un túnel subterráneo que había detrás del escenario a través del garaje del hotel. Parece ser que la caldera del hotel explotó y todo el edificio, valorado en 13 millones de dólares, quedó reducido a ceniza. Ni que decir tiene que el equipo del grupo de Zappa también quedó reducido a cenizas. Alguien de la banda auguraba un mal fario cuando vio impresa la programación de la gira de Zappa por Europa en una cajetilla de cerillas. El día antes del siniestro al parecer alguien salió corriendo al escenario emitiendo un aviso de incendio cuando estaban tocando "King Kong", el tema con el que se inició el fuego al día siguiente. El escenario, al día siguiente, estaba cubierto de hojas de palma seca para adornar el tema "King Kong", las cuales ardieron de lo lindo. Entre el público se encontraba Ritchie Blackmore, el guitarrista de Deep Purple, que en primera persona sufrió lo ocurrido sin que nadie se lo tuviera que contar para escribir el tema "Smoke on the water". Años más tarde confesó que él mismo había visto a alguien con una pistola de bengalas. También vio como Zappa tiraba la guitarra cuando la cosa se puso fea y saltó por la ventana, lo cual, pensándolo bien, le resultó muy divertido. El lugar se vació en quince minutos. La parte del concierto antes de "King Kong" se ha salvado y está grabada, aunque sea increíble. Se escucha incluso como arde el Casino. Según Zappa, Ritchie debió tomar drogas porque no recuerda que él saltara por una ventana.

Alan Wilson, el bluesmen blanco que adoraba la naturaleza

Muchos habréis visto imágenes del festival de Woodstock y algunos os acordaréis de un grupo de blues blanco cuyos músicos eran feos, gordos y con pinta de sacados de un pueblo remoto en el que no hay mujeres ni diversión. Pues bien, aquel grupo era Canned Heat, la banda con mas mala suerte después de Badfinger, cuyos dos miembros se suicidaron. Pues bien, en aquel grupo llamado Canned Heat había un guitarrista que a mí siempre me llamó la atención. Se llamaba Alan Wilson y era un poco enclenque. En 1970, cuando tenía 27 años, murió en Topanga Canyon (California), pero curiosamente nadie habla de ello, aunque todos pongan con luminosos al club de los 27 e incluyan a Janis, Jim y Hendrix. Murió por intoxicación de barbitúricos en un claro suicidio. Pero a mí lo que más me llamó la atención de Wilson es su pasión por la naturaleza. De hecho la canción más conocida de aquel Woodstock era de él: "Going Up The Country", por mucho que Joni Mitchell hiciera un tema titulado "Woodstock" para pasar a la historia. En particular Wilson adoraba los árboles Secoya, ya sabéis, esos monstruos gigantes que se ven en alguna zona de California, alguno agujereado para que pueda pasar un coche porque ocupa todo el ancho de la carretera. Para apoyar su sueño, la familia de Wilson ha comprado un "bosque de nombres" en su memoria a través de Save the Redwood Liga de California.
Wilson era un apasionado conservacionista que amaba la lectura de libros sobre botánica y ecología . A menudo se dormía al aire libre para estar más cerca de la naturaleza. En 1969, escribió y grabó una canción, "Poor Moon", que expresó su preocupación por la posible contaminación de la luna. Él escribió un ensayo llamado "Harvest Grim ', sobre los bosques de secoyas costeras de California. En el vídeo que os muestro abajo aparecen tocando el 28 de junio del año 1970 en Kralingen (Holanda) poco antes de que Alan se suicidara, con lo que es su última aparición pública. Su mote era "Blind Owl" porque llevaba gafas y cuando se las quitaba parecía que estaba ciego, y "owl" (búho) por lo mismo, pero especialmente por su amor a la naturaleza. El tema que interpretan aquí se titula "Human Condition" y trata precisamente de su esperiencia con los siquiatras tras su segundo intento de suicidio.