Así fue la grabación del primer disco de Jethro Tull (1968)


Era el verano del año 1968 y con 1.100 libras que les había prestado el Banco nacional Westminster de Watford gracias al padre del manager de Jethro Tull, Terry Ellis, pudieron cuatro jóvenes grabar su primer disco. Habían testado los temas en el escenario del Marquee de Londres en Wardour Street. Un par de temas como "Move on Alone" y "Round" eran parte de aquellos temas. De las cenizas de John Evan Band surgió el grupo de Ian Anderson, Mike Abrahams, Glenn Cornick y Bunker. Un año antes de aquello un joven estudiante llamado James Galway vendió a Ian su flauta travesera y ahí comenzó la primera marca de identidad de este grupo, el rock de flauta, que en España copiarían a finales de los 70 el grupo Ñu, en el que comenzó Rosendo Mercado. Glenn todavía recuerda el azaroso viaje desde su casa en metro a Sloane Square y después coger el autobús hasta los estudios Sound Techniques, un antiguo granero que era idóneo para el folk, pero no para los instrumentos eléctricos que hacían eco en esas paredes de ladrillo viejo. La mesa de grabación era de cuatro pistas, con lo que batería y bajo estaban en la misma pista y se subía o bajaba la pista, se subía y bajaba la base rítmica. He leído que aquellas primeras grabaciones y después las de 8 pistas son de gran calidad por el tamaño enorme de la cinta. Luego las compañías discográficas por economizar, aunque tenían mejores mesas de mezclas, las cintas eran diminutas en comparación con las antiguas, y recogían menor espectro sonoro, eso sin contar el compuesto químico con el que se fabricaron y se fabrican hoy en día. En fin, grabaron un disco de blues prácticamente en directo, con frescura y fuerza que sigue siendo hoy en día una grabación histórica que aunque ha perdido un poco el aire de modernidad, resulta todavía refrescante escuchar. http://www.youtube.com/watch?v=nOwJMhVSTsg