Las groupies de hoy no son lo que fueron


Luis Landeira me sorprendió con un artículo en la "Rolling Stone" española sobre las groupies. Como véis en la fotografía aparece Lori Maddox con Iggy Pop y Pamela Anderson con Jay-Z. Su teoría particular es que a raíz del Sida a los famosillos musiqueros les ha dado por enrollarse con actrices de Hollywood como si ellas no transmitieran la enfermedad y fueran puritanas mojigatas y no hubiera problema, mientras que las groupies de toda la vida parece que provenían de la alcantarilla. No digo que gran parte fueran putones verbeneros, pero hay casos de groupies mujeres de presidentes y de clases medias altas que lo hacían como hobby sexual cazarecompensas. Jay-Z es un vulgar un rapero que como cualquier rapero de color en Estados Unidos en los 90 se aprovechó de una moda que corrió como la espuma entre las blancas de ese país de acostarse con ellos. En esta historia no hay nada ni de educación, estilo, cortesía o clase como se desprendía de lo que ocurrió en los años 70. No digo que circularan rumores como el que apunta a John Bonham y un "cazón". Las juergas de los 70 no han tenido parangón jamás. Las niñas pijas, en cambio, aburren hasta a las moscas y su glamour se ciñe a colocarse y salir en los rotativos especializados colgados de un rockero de postín. Nada que ver con Nico, musa de Velvet Underground; Cynthia Plaster Caster, Pamela Des Barres (perdió la virginidad con Hendrix); Bebe Buell; Connie Hamzy; Sable Starr o Savannah (perdió la virginidad con Gregg Allman).