Recordando lo bueno de la New Age

Hoy nadie quiere oir hablar de aquel género musical llamado New Age, del que reconozco que tengo unos cuantos discos. Era música instrumental interpretada por virtuosos que deseaban una aproximación a la Naturaleza a través de la música, de hecho el principal sello discográfico del género, Windham Hill, tenía como lema que era mejor el silencio. William Ackerman fue el fundador de ese sello y hoy en día es un músico de mediana edad que vende sus discos en Amazon con cuentagotas y que dedica mucho tiempo a producir a otros. Su último trabajo es del año 2010 y se titula "New England Road". Ya no va de giras, pero toca en casas solariegas o palacios italianos ante selectas audiencias. Por cierto, allí en Italia es donde vive, aunque la tierra que mas le gusta en la mejicana. Windham Hill Records es un sello subsidiario de Sony especializado en acústica y música folk que fue fundado en 1976 como sello independiente por Ackerman y su esposa Anne Robinson. Desde que Ackerman vendió el sello a una gran compañía no se volvió a hacer nada nuevo salvo refritos.