Billy Bragg, el músico de la hoz y el martillo

En Estodos Unidos es Pete Seeger, pero en el Reino Unido el músico mas revolucionario, antisistema, comunista y politizado es Billy Bragg desde los años 80 en que formó parte del movimiento anti folk y del colectivo socialista Red Wedge junto al mod Paul Weller, aunque su pinta de remilgado no hiciera pensar en su progresía. Vamos, es como si Miguel Bosé fuese progre (anda, pero si he metío la pata porque es mas rojo rosaceo que los claveles del cementerio). A mí el rollo político lo acepto si presicamente no tiene ningún componente político. A ver si me explico, si no cobra un sueldo de un partido o sindicato, si de su carrera musical no depende que el ministro de cultura de turno lo coloque siempre en los programas televisivos punteros o si es mas cañero que Ana Belén, pero tiene una mansión de un par de milloncejos. El canto a los pobres está bien si uno es o ha sido pobre, pero como pose moderna y para quitarse el brillo dorado del oro que reluce en el Rolex, pues va a ser que no. En Bragg no es el caso, sino mas bien su profunda creencia ideológica, incluso mayor que algún politicucho de tres al cuerto cuya única creencia es ganar cada mes muchísmo más que el presidente del gobierno o ministro de turno como algún alcalde de este país que pasó del aráo y la hoz a sentarse con la secretaria en el regazo a que le pelase el langostino