"Americana": Caca de la vaca


Asi de contundente ha sido Diego A. Manrique en "Rolling Stone", edición española, donde su hijo relata su viaje a Liverpool. Francamente, adoro a Neil Young, pero su último disco parece una broma de mal gusto. Versiones de viejísimos temas, alguno de ellos tan manidos como el "Oh Susanna", que no merecería la pena interpretarlo porque nos los sabemos de memoria, pero encima alargarlos a 8 minutos en algún caso ya me parece un pasote. No es que parezca grabado en directo, es que lo han grabado con tal pasotismo que preferiría que fuera una grabación de un concierto. Sí, la guitarra suena con mucha caña, igual que el disco distorsionado de Pat Metheny que grabó enojado con su discográfica y que no hay ser humano capaz de escucharlo por completo. No es que queramos un poco más de falsete tipo Bee Gees, es que los coros se hicieron con unas birras de más. Desde que Young casi la palma no para de hacer cosas extrañas para sorprender a su millón de fans incondicionales. No es mi caso, ya que me quedé en "Old Man", la canción dedicada a su granjero escojonado porque un pintas como él se hubiera comprado cientos de acres. Me da que su creatividad está totalmente acabada, como la de tantas otras viejas glorias (Jimmy Page) y mejor será escuchar sus viejos discos y pasar página.

Ziggy nació de Iggy y parió el Glamy


Era principios de los 70 y Europa también vivía una crisis, una gran recesión económica, con lo que la llegada de este hombre del espacio exterior suponía una especie de alivio cultural que vino a rescatar a los británicos y al resto de jóvenes de todo el mundo. En 1969 sorprendió al mundo con su Odisea Espacial. Lo que pocos saben es que su Oh yhou pretty things pertenece a Peter Noone (Herman`s Hermitt) con su inspiración Nietzsche. Pero el mito nació con esta actuación en el Old Grey Whiskey Test y su interpretación de Bitch, con esas botas rojas. Era su primera actuación como Ziggy (personaje inspirado en Iggy Pop). Vestía igual que en la portada del disco. Era febrero de 1972 y había nacido el GLAM. Como curiosidad decir que el disco, con Mick Ronson a la guitarra, se grabó en una sola toma. Chupó toda su sabiduría de Lindsay Kemp, Velvet Underground-Lou Reed-Andy Warhold, frikis, andrógenos, homosexuales, artistas del underground neoyorquino, modistos, etc...y le fue muy bien, tanto que se hizo pasar por gay e incluso en el programa de mayor audiencia de la televisión británica abrazó al guitarrista en un gesto considerado como excesivamente cariñoso para la puritana televisión BBC, tan censuradora como los funcionarios franquistas de la época.

Deep Vally: Dos chicas de armas tomar


Traigo aquí otra banda que imita a White Stripes (Jack White), pero que me parece muy resultona y sexy. Posiblemente no hayan tocado jamás ante una gran audiencia, ni siquiera en un gran festival, aunque he oido que fueron la caña en uno de los escenarios chiquitujos de Coachella.

El Mago de Oz


Por fin conoceremos al Mago del país Oz de la mano de Sam Raimi, que nos transporta en este film a un lugar fantasioso repleto de criaturillas. La productora lo resume así: Cuando Oscar Diggs (James Franco), un mago de poca monta, se pasa con sus timos, se ve arrastrado a Oz, un país de fantasía, donde tiene que arreglárselas para transformarse en un gran y poderoso mago y también en hombre mejor de lo que es. ‘Oz: Un mundo de fantasía’ (‘Oz: The Great and Powerful’) tiene como aliciente estas tres actrices: Mila Kunis, Rachel Weisz, Michelle Williams que son tres brujas: Theodora, Evanora y Glinda, que no están nada convencidas de que Oscar sea el gran mago que todo el mundo estaba esperando. A su pesar, Oscar debe enfrentarse a los enormes problemas que tiene el País de Oz y a sus habitantes, y tendrá que descubrir quiénes están de su lado y quiénes son sus enemigos antes de que sea demasiado tarde. Utilizando sus juegos de magia con ingenio, fantasía y algo de brujería, Oscar no sólo se transformará en el grande y poderoso Mago de Oz sino también en un hombre mejor…

Los políticos son quienes deberían ir a luchar


Así reza la letra de esta magnífica canción de Black Sabbath. El batería lo he visto llorar en un programa sobre el heavy metal en el que recordaba cómo a principios de los años setenta estaban tocando en los Estados Unidos y de pronto se dieron cuenta que la mayoría del público eran VETS (Veteranos de la Guerra, especialmente la de Vietnam) y que algunos incluso acudían en silla de ruedas, y que cuando sonaba esta canción (War Pigs) se notaba en el ambiente algo que no podía describir, pero que todavía hoy le conmovía. Ellos sentían la letra de esta canción como algo que habían vivido muy profundamente. Todavía hoy cuando el grupo la toca todo el público tararea la letra haciendo sonar las palmas. Comienza con una sirena de las que dan la alarma para bajar a los sótanos y refugios de guerra. No te gustará el heavy metal, como a mí no me gusta, sólo aprecio lo que podríamos llamar como rock con más wattios y potencia que el que desarrollaron los Beatles en el Shea Stadium y que ni siquiera ellos escuchaban, lo que motivó que no volvieran a tocar en directo. Sólo se oían los gritos de las groupie-fans.

Austin no es un desierto; es verde

Dancing with the Ghost Wolves from Bayer in Brooklyn on Vimeo.

Este pequeño documental de un joven alemán nos muestra a un grupo para mí desconocido de Austin (Texas). Una especie de The White Stripes pero al revés: Ella a la guitarra y el a la batería. The Ghost Wolves nos muestran al final del documental su casa, rodeada de verde, y una afición típica del sur: Las armas. Ellos usan una de balines y tiran a unos botes de conservas, algo que era habitual en nuestro país hace unos años y que ahora estaría mal visto. Me encanta este documental porque nos muestra una América cercana y unos músicos que podrían muy bien ser los que ensayan en el chalet al lado de tu casa de Lugo, por decir algo. Estoy deseando descansar unos días en la mejor playa del mundo: Reinante, y pasar unos días en el pazo de un narcotraficante (es broma).

Emerson: Qué pretendía Gabriel vestido de flor


Van a editarse en formato 5.1 los primeros discos de Emerson, Lake And Palmer, el rock progresivo más hortera, a mi juicio, aquel que sumaba a tres geniecillos de sus respectivos instrumentos que hacían solos ultralargos que aburrían a las moscas. Aquí están en su zenit en California Jam, justo cuando Black Sabbath y Deep Purple hicieron las actuaciones mas deslumbrantes en ese escenario. Pues bien, Keith Emerson ha dicho a un periodista que en aquella época, principios de los 70, lo que no soportaba era la teatralidad de Génesis con Peter Gabrial. "¿Qué pretendía probar vestido de flor? Era pretencioso, un showman...". Estas declaraciones a buen seguro que picarán a Gabriel, un pope de la música británica dedicado ahora al rollo clásico.

Southern Rock


El rock sureño no es rock andaluz ni flamencoide, sino que se conoce así al que proviene del sur de Estados Unidos y más propiamente dicho, de la parte Confederada y más profunda de ese país, aquella en la que las mujeres son rubias y ultrafemeninas, con los labios ultrapintados, botas vaqueras y se pirran por sus fornidos hombres a caballo, con escopetas y largas melenas tipo Ted Nugent. Es broma. Lynyrd Skynyrd y Allman Brothers son los dos grupos mas conocidos de este género de los años 70. En sus conciertos suelen mostrar una bandera gigante confederada. Odian a los pijos neoyorquinos y "Perros de paja" sería un buen ejemplo de lo que digo. También odiaban a quienes estereotipaban al sur como lo hizo el canadiense Neil Young en su canción "Southern Man" porque no tenía ni puta idea de lo que era esa zona del país. Ese forastero al final se hizo un gran amigo del grupo. La desgracia se cebó con ambos grupos, Lynyrd con un trágico accidente de aviación y Allman, con sendos accidentes de tráfico en los que fallecieron dos miembros del grupo.

Cuadrofénia


Pete Townsend quería que se grabara en Cuadrafónico tras escuchar el "Money" de Pink Floyd en un concierto con sonidos dispersos en cuatro direcciones, algo novedoso en 1972, pero el ingeniero de sonido se negó aduciendo que era pero que el estéreo, ya que eran cuatro monos. Lo convenció y se quedó solo en el título del disco, uno de los trabajos mas conceptuales que conozco, con un libreto que lo incluye absolutamente todo, ya que las fotos cuentan una historia real como la vida misma, tanto es así que los mods que aparecen eran mods reales que vivían cerca del estudio de grabación, al lado de la fábrica que aparece en "Animals" de Pink Floyd. Lo mejor de este video es que Pete ha abierto su amplio archivo personal para que veamos los detalles y aspectos hasta ahora desconocidos del que se considera como mejor disco de los Who. Toda una gozada.

Una familia interpretando a Depeche Mode

Una familia de Bogotá está arrasando en internet con este video supergracioso e ingenioso. Da gusto tener un papá así que enseña a sus hijos a apreciar la música de un modo tan simpático, algo que no ocurre en el sistema educativo español, en el cual la música sigue siendo algo residual, incluso más residual que las clases de Religión, o que Educación Para la Ciudadanía, esas chorradas que caracterizan a nuestros dos grandes partidos, los que nos han metido en el agujero más negro que existe en la Galaxia, y que nos comerá de pies a cabeza a todos. Dicken Schrader y sus dos hijos han logrado una gran repercusión en las redes sociales con sus versiones de canciones de Depeche Mode. En poco más de seis meses el vídeo ha recibido más de 1,4 millones de visitas, acaparando la atención de los medios de todo el mundo.

Passenger o el campo al poder


No me canso de escuchar el nuevo folk, bastante mejor que el viejo. Me pone enfermo escuchar la música demodé, cargante hasta el absurdo, hecho con programitas que consiguen que cualquier tonto del bote suene de muerte, que cualquier voz asquerosa parezca delicada. Por eso cuando veo hombres o mujeres con sus guitarras o flautas a pulmón en el campo sin nada entre su voz y mi oido me convierto en su fan number 1. Nada de tecnologías ni gilipolleces por el estilo. Desnudez musical y sinceridad total. Echo de menos y añoro ese tipo de música de 2 pistas, mono y sincera, sin artificios, como la vida campesina del hombre que "crabuñaba" su guadaña en la alta hierba. Cada vez que corto con el cuchillo que me dio mi abuelo de madera de boj y hoja oxidable de hierro me retrotraigo a una etapa en que el campo olía que alimentaba, en que el tiempo no pasaba ni a patadas y que la prima de riesgo se la podían meter por donde les cupiera o cupiese.

Midlake; historias para llorar


Historias de niños huérfanos, de adultos-niños se ocultan en los surcos de Midlake, soft-rock desde Tejas. Compré el tercer álbum de Midlake el otro día en FNAC a 3 euros y en versión disco doble, un lujo. Esquisito, triste, armonías preciosistas de guitarras acústicas que suenan a una mezcla de Moody Blues con Fairport Convention. Suena a Edad Media, a Guerra de Tronos, a "Americana", a una paleta monocromática como la del videoclip. A oscuridad, lluvia, naturaleza, a algo que me suena que no existe precisamente en Tejas. Hipnótico modo de cantar canciones que hablan de llorar la marcha del invierno y la nieve. Se escucha un violín (Fiona Brice) y flauta. Hay quien los compara con Radiohead o los primeros Eagles.