La píldora sicodélica de Neil Young

Es un magnífico triple vinilo, un disco con temas de más de diez minutos y de veinte incluso, con Crazy Horse como siempre arropando a su compañero de toda la vida. Recomendable, no como "Americana", su trabajo anterior.