La minga gigante de los Rolling (1972)

En USA Nixon y su policía le tenían muchas ganas; iban a por ellos, y el colmo fue en 1972 cuando se les ocurrió tocar con una polla hinchable que subía flotando desde el escenario mientras Mick Jagger cantaba "Starfucker" (follaestrellas). En Memphis metieron elefantes en el escenario que empezaron a cagarse por todas partes, por lo que no llegaron a salir en el concierto. Amenazaron con arrestarles si la polla salía volando, es decir, si la verga flotaba entre el público. En San Antonio no hubo erección, pero en Fordyce fue pillado Keith Richards con droga en su coche. No pudieron tocar en Dallas con todo vendido. El juez le perdonó y todo se quedó en agua de borrajas.