Ruth Young, la novia cantante de Chet Baker


Baker murió en 1988 al caer desde una ventana de un hotel de Amsterdam (Holanda). Cuando he visto la película "Let´s Get Lost" grabada un año antes de su muerte por el fotógrafo de moda Bruce Weber en oscuro en blanco y negro sobre su vida, lo que mas me llamó la atención es su desapego familiar, con tres hijos ya mayores que apenas conoce y una vida triste como sus canciones. Sí, de acuerdo, fue uno de los músicos mas famosos del género, lo que le ha servido para tener varias mujeres a su lado. Música triste, vida triste y personaje muy triste y muy adicto. Música para el suicidio. Una de sus esposas, Ruth Young, era una grandísima cantante, la mejor que yo he escuchado. Pero ella, al igual que otros músicos, quedaron ensombrecidos por el aura de este tipo de músicos a los que les tocó la barita de la fortuna. Sí, era guapo y llegó a actuar en un par de pelis de serie B, el James Dean del Jazz. El padre de esta mujer era el vicepreisdente de United Artists Pictures y entre las personas que solían ir a su casa cuando era una niña se encuentran Marilyn Monroe, Jane Russell o Warren Beaty.
En la peli se ve grabando en 1987 en un estudio de Los Angeles en el que estaba Chris Isaack, otro crooner guapillo que le gusta también estar rodeado de chicas monas y que también canta adormecido.