Midlake; historias para llorar


Historias de niños huérfanos, de adultos-niños se ocultan en los surcos de Midlake, soft-rock desde Tejas. Compré el tercer álbum de Midlake el otro día en FNAC a 3 euros y en versión disco doble, un lujo. Esquisito, triste, armonías preciosistas de guitarras acústicas que suenan a una mezcla de Moody Blues con Fairport Convention. Suena a Edad Media, a Guerra de Tronos, a "Americana", a una paleta monocromática como la del videoclip. A oscuridad, lluvia, naturaleza, a algo que me suena que no existe precisamente en Tejas. Hipnótico modo de cantar canciones que hablan de llorar la marcha del invierno y la nieve. Se escucha un violín (Fiona Brice) y flauta. Hay quien los compara con Radiohead o los primeros Eagles.