Así empezó el graffitti, en el metro de Nueva York

en 1980 comenzaba la fiebre del grafitti en la gran manzana. Decenas de jóvenes de entre 16 a 25 años pintaban con sus botes de pintura todo lo que pillaban, siendo "SEEN" el más conocido de todos ellos. Pronto se multiplicaron los jóvenes que deseaban firmar en los vagones del metro, alcanzando a ser un problema de orden público en el que hubo varias detenciones. Un documental mítico, entretenido e histórico que agradará a las decenas de jóvenes que cada semana veo practicar break dance en el pabellón polideportivo de mi ciudad, a los grafiteros anónimos que hoy en día practican un arte moderno en los carteles publicitarios y a los amantes del rap, la música unida de cerca al graffiti, al que Led Zeppelin dedicó su antepenúltimo disco.