Mama Cass creo grupos en su casa de Laurel


La oronda Cass Elliot de Mammas y Papas fue la culpable de que se conocieran muchos músicos norteamericanos e ingleses en su paso por Los Angeles, que muchas personas se dedicaran al negocio del rock con el que nada tenían que ver, como fue el caso de Gary Burden, autor de portadas de G. Nash, J. Mitchell, Eagles, CSNY o Jackson Browne. Y que decir de Henry Dietz, fundador del cuarteto Modern Folk que hizo fotografías históricas de los músicos de Laurel Canyon y todo por casualidad. Era un aficionaducho, pero un día en Redondo Beach hizo la famosa foto de mural de Buffalo Springfield por la que las revistas le pagaron cien dólares, o la de Crosby con su sombrero Borsalino en un encuentro en casa de Cass en el que invitó a Eric Clapton para que tomara contacto con la pomada. Cuando a Nash lo echaron de los Hollies le llevó en su porche a casa de Crosby y al llegar éste se encontraba con Stills cantando "You don´t have to cry". Nash se animó y ahí nació Crosby, Stills & Nash. Era una época en la que en Los Angeles podías ver a famosos actores en las tiendas como Jack Lemmon y entrarle tranquilamente no para firmar un autógrafo sino para preguntarle si la marca tal que estaba comprando era buena, y éste te invitaba a su casa a cenar. Hoy eso es impensable, rodeados como están de guardaespaldas, con coches con lunas tintadas e intentando por todos los medios que nadie los reconozca ni siquiera mire por casualidad, perseguidos como están por decenas de paparazzi. A finales de los años 60 cualquier tipo con carisma era fichado por las majors de cine o discográficas y lo peor que le podía pasar era coger una moña diaria en las fiestazas que se organizaban en los hogares de los famosos, y lo mejor es que hoy en día son todos multimillonarios. Pocos se acuerdan que Harrison Ford era un carpintero muerto de hambre contratado por un director de cine friki para la peli friki por excelencia: Star Wars.
Cuatro años más tarde a la muerte de Cass, el bateria Keith Moon de The Who moriría en el mismo lugar y en circunstancias bastantes similares.22 Tal es así que no sólo sucedió en el mismo lugar, piso 12 del 9 Curzon Place, sino que también en la misma cama y a la misma edad. Por cierto, los que organizan las olimpiadas han buscado a Moon para que toque en la ceremonia de clausura. ja ja ja