Día de la Tierra


Me encanta el océano. Recuerdo bañarme en Reinante con olas gigantes que me envolvían y me lanzaban al fondo del mar, dándome un golpe de narices. Era algo maravilloso, ver mientras me sumergía a los demás compañeros y bañistas cómo les pasaba lo mismo en un inmenso mar a pocos segundos de que llegara la espuma y la Gran Ola.