Vintage Music: Banjo


Frank Fairfield parece un personaje sacado de los Apalaches, con una voz tan sonora como la de sus colinas, con un banjo sobre sus rodillas como reza la vieja canción, de la California más profunda (Valle de San Joaquín), dándose cuenta en Los Ángeles que era bueno en eso de tocar y parecerse a un músico antiguo de los que a él le gustan tanto. Teloneó a Fleet Foxes y editó en 2009 su primer disco, al que seguiría "Unheard Ofs & Forgotten Abouts", en el que interpreta temas de aquellos discos que coleccionaba que giraban a 78 revoluciones por minuto. El otro día en el "Gran Bali" de Benidorm -el hotel más alto de Europa (43 plantas)- ví una exposición de discos del pleistoceno: Estaban perforados o tenían protuberancias que hacían que la enorme aguja transmitiera el sonido, en el que es más perceptible el ruido de la propia aguja y el mecanismo del giradiscos que lo que sale de los surcos. Es como si estuviera de moda esto del vintage en todo lo que nos rodea: Moda, ocio y música, ¿cómo no?".
En 2011 salió al mercado "Out on the Open West" de Fairfield y dicen que es una joya.