Ningún grupo heavy es satánico salvo los grotescos nórdicos

Tommy Iommy (Black Sabbath) cuenta que siempre llevan cruces porque como católicos crecieron con una colgada en su cuello, pero para nada son satánicos. Cuando una iglesia europea intentó prohibir uno de sus conciertos se dio la circunstancia que esa noche ardió y ese suceso se relacionó interesadamente con el grupo, cuando nada tenía que ver en el hecho en sí. Ronnie James Dío inicia este video (E.P.D.) y es el más divertido de todos contando lo estúpido que es que les relacionen con el mal. Hasta Venom o Slayer se escojonan de tal estupidez. Como Alice Cooper cuenta, el satanismo jamás se muestra con un rockero dándole a la melena con riffs de guitarra, eso más bien es Halloween o una caricatura. Interesante.
A Alice Cooper le encanta ojear las revistas de "Dark Metal" noruegas porque son grotescas y parece que compiten a ver quien es el más malévolo, en una mezcla de resentimiento milenario vikingo y estupidez elevada a la máxima potencia. De hecho cuando actúa allí le piden autógrafos acompañados por sus mamis con cara de niños buenos que nunca han roto un plato. El 87 por ciento de la población de Noruega es luterana, y en los 90 iglesias con 200 años de antiguedad en Bergen y Oslo fueron quemadas por Varg Vikernes y Jorn Tunsberg, el primero en cadena perpetua por matar al miembro de otra banda, y el segundo en libertad y comentando en este vídeo que volvería a hacerlo. Son patéticos, como el líder de Gorgoroth diciendo que siguen a Satán mientras sostiene una copa de vino tinto.