Stake Land, una road movie with teeth a lo Soy Leyenda y The Road

segundo larg
ometraje del cineasta Jim Mickle tras ‘Mulberry Street’ (2006). Mister, el protagonista, parece un John Wayne que sobrevive entre zombi-vampiros buscando, al igual que "I Am Legend", un sentido a su vida y una luz al final del túnel. Está acompañado de un muchacho que se libró de morir al lado de su familia, lo que la asemeja a "The Road" (2009), con el que además comparte un mismo estilo de fotografía. Kelly McGuillis —'Único testigo’— es una monja que es liberada de ser violada y acompaña a esta pareja. Sangrienta y emotiva, y en la que, al contrario de lo que pudiera parecer, peor que los vampiros son algunos humanos que aparecen en el film, de los más originales del género, aunque tenga similitudes con los dos que he citado.