Ejemplos curiosos de portadas de discos


 Rob Jones y Patrick Keller diseñaron la cubierta de Racounters del año 2008 con ese aire de película del Oeste de cine mudo, mientras que Simon Larbalestier fotografió en 1988 el bebé con el que el magnífico Vaughan Oliver (4AD) elaboró una de las muchas portadas que ha hecho para el grupo norteamericano PIXIES. En este caso se trataba del single Gigantic. Cualquier portada de 23 Envelope para esta banda es una obra de arte.
Shelley Marcus lo tuvo claro en 1986 para el encargo de RCA del disco "Al menos tengo zapatos" de Southside Johnny & The Jukes.



Jim Campbell elaboró esta cuvierta de la derecha para el grupo de rock sureño Marshall Tucker Band en el año 1974.
Viéndola se sabe perfectamente de que va este disco.
Es gris, es calmada, es e viejo oeste americano, es cruda y es "Where we all belong", como rezaba el disco
Jim Evans hizo un magnífico trabajo en 1976 para Allman Brothers Band. Este disco doble en directo lo tuve y lo vendí a unos fanáticos del rock sureño allá por el año 1981. Hoy ni de coña lo hubiera vendido porque era mucho mejor que el conocido del Filmore.

Bob Cato imitó a Dalí en el año 1968 con esta cubierta para el grupo californiano Moby Grape. El disco se titula "Wow" y pertenece a la época sicodélica que es lo mismo que decir la traducción musical de la experiencia al consumir L.S.D.










E.M.Thomas hizo en 1980 una portada verdaderamente
simple, como pintada por un adolescente mientras su profesor de matemáticas explica los quebrados, pero es directa y contundente para lo que el grupo ART BEARS
pretende reflejar en su álbum "The World As It Is Today".
Robert Wyatt "Rock Bottom" (1974), de Alfreda Benge