La canción que hace a los malos temblar


Es un programa para niños de la tele norteamericana que ha triunfado en los últimos 25 años y que ha sido utilizado por los militares de ese país para que sonara en el campo de detenidos en Guantánamo mientras interrogaban a los terroristas. Se trataba de música "futility" que convencía a los prisioneros para que no se mantuvieran en silencio y hablaran tras escucharla una y otra vez. Se rendían uno a uno y funcionaba. Ahora os preguntaréis porque les gusta tanto a los niños de Estados Unidos. Al hacerse adultos ya están inmersos en el Sistema.