El farsante visionario que vendió a la clase media-alta cachibaches de diseño

Jobs
Siempre decía que Windows le había plagiado, pero lo que nunca contó es que el invento no fue suyo, sino de un chaval de Xerox (Sillicon Valley).
Era el año 1979 y Jobs tenía tan solo 24 años, pero ya era muy conocido en el mundillo informático.
 Larry Tesler mostró a Jobs una cajita conectada por un cable a un ordenador. Cuando se movía la cajita con la mano, una flecha se movía igualmente en la pantalla. Era el ratón, pero además la pantalla de aquel ordenador de Xerox incluía ventanitas, algo novedoso en un momento en el que en los ordenadores solo se veían comandos del tipo C://etc etc. Tesler pinchó ventanas y escribió y envió correos electrónicos a través de la revolucionaria red Ethernet. En 1981, fue Jobs quien sacó partido a ese invento de Xerox, aplicándolo al Macintonsh. Ahí lo véis con traje, su imagen cuando tenía pelo. Luego llevaría vaqueros, New Balance y camiseta negra, porque creía que aunque vendía calidad y diseño, él ni nadie de su empresa podían sobresalír sobre tal diseño. En 1979 no dudó en gastarse una pasta en trajes italianos, o cuando iba a la alfombra roja de Hollywood ponerse chaqué.