Cuando los músicos buscaban a jóvenes perdidos


En 1992 pocas personas ponían atención a los anuncios públicos en la televisión, pero sí veían muchos videoclips en la MTV, y el grupo Soul Asylum tuvo la desafortunada idea de mezclar ambas cosas e introducir en el clip "Runaway Train" anuncios de niños que se habían perdido. Tony Kaye fue el director de la tontería, y digo tontería porque en este clip del que se hicieron distintas versiones para el Reino Unido, USA, Alemania y Australia, algunos jóvenes fueron encontrados muertos, otros fueron obligados a regresar a sus hogares en situaciones horribles, ya que, como confesó en el año 2006 el guitarrista del grupo, Dan Murphy, hay circunstancias que obligan a los jóvenes a escapar de sus hogares, la mayoría por abusos.
  Desde entonces a nadie se le ha ocurrido mezclar anuncios públicos y videoclips. Al margen de raptos o pérdidas, tiene que haber algo extraño en un hogar que obligue a un adolescente a un mundo rudo y desapacible.