¿Cómo meten la pata los famosos?

“Durante mucho tiempo pensé que era judío y me hacía muy feliz, hasta que apareció Susanne Bier, y de repente dejó de gustarme ser judío… Era broma… Perdón. Bueno, descubrí que no era judío, en vez de eso descubrí que en realidad era nazi, porque mi familia era alemana. Y eso también me gustó, así que, ¿qué puedo decir? Que entiendo a Hitler. Entiendo que hizo algunas cosas mal… Quiero decir que entiendo a la persona. No diría que Hitler es lo que llamamos una buena persona, pero sí, le entiendo y simpatizo con él… No digo que esté de acuerdo con la Guerra Mundial, ni contra los judíos. Ni siquiera estoy contra Susanne Bier. Estoy con ellos. Y digo esto igual que digo que los israelís son como un grano en el culo… ¿Cómo salgo de esto? De acuerdo, soy un nazi”.
Lars Von Trier estaba tomándole el pelo en CANNES a la prensa, pero al darse cuenta que quizá estaba metiendo la pata (a su lado, Kirsten Dunst parecía a punto de romper a llorar y/o desear darle un puñetazo), se empezó a liar y no supo cómo zanjarlo todo de manera que le entendieran, al mismo tiempo de resultar gracioso y polémico, que es justo lo que todos esperaban.

- Juan Luis Caviaro en Blogdecine