See you later R.E.M.


Los vi en su anterior gira y me pareció que querían regresar a sus inicios más underground, guitarreros y menos comerciales, pero cuando sacaron su último disco, grabado en Nashville, y escuché comentarios irónicos del fotógrafo Ross Halfin y el resultado, me dije: "Una y no más, Santo Tomás". Se finí, porque un grupo así, que se comía el mundo, no se podía permitir vender un puñado de copias y hacer giras con asientos vacíos en recintos de medio pelo. La muerte digna de un grupo famoso de rock es a veces mejor que seguir hasta que te echen, eso le pasará probablemente a Bono y Cía. Oasis ha pasado por ese calvario, Radiohead lo está sufriendo en sus carnes, y la competencia brutal existente y la crisis mundial está haciendo mucho daño a este negocio.