Música planeadora


Su miembro original Klaus Schulze recuerda que cuando empezó, a principios de los años 70, nadie sabía lo que era un sintetizador, que jugaban como críos con los botones, y que era imposible repetir al día siguiente los sonidos creados el día anterior. El Papa les prohibió tocar en iglesias católicas tras una actuación en una alemana que desbordó todas las previsiones, por lo que la iglesia anglicana le ofreció todos sus edificios.


Yo la llamaba planeadora porque invitaba a volar. Recuerdo en el disco en directo "Encore" que aparecían computadoras y aparatos tan altos como un edificio de dos plantas y que necesitaban varios camiones para su transporte. Hoy en día eso mismo cabe en una caja de cerillas, como mi Korg en la DS de mi hijo.

Dedico esta entrada a mi amigo el cordobés de Peñarroya Rafael Hernando "El Golfo", fallecido la semana pasada de cáncer, quién seguía este blog con curiosidad. Gran amante de los comic y de la conversación interminable e inteligente, descanse en paz.