Franco finished

El grupo alemán Embryo sufrió los desaires de la censura, que quitó de su canción "Spain yes, Franco no", las últimas dos palabras. Una vez muerto Franco sacaron de nuevo el disco, pero en vez de "no" lo titularon "finished" como venganza dulce.
Probablemente antes de navidad saldrá al mercado el libro "Veneno en dosis camufladas", de mi amigo Xavier Valiño, prologado por el mejor crítico musical español (Diego A. Manrique), y que considero como el mejor estudio publicado en España sobre la censura en el mundo de la cultura, especialmente en el de la música.


"Get on your knees" (Ponte de rodillas) pasó el corte, aunque motivó algún recelo del censor por si sugería una felación.

Un ejemplo de lo paletos que eran los censuras era el comentario a la letra de Velvet Underground "Waiting for my man". Decía que el contenido se refería a una chica que esperaba siempre a su hombre con 26 dólares en la mano. Efectivamente, solo que el que esperaba era un hombre por su camello.