Civilización o Barbarie

¿Qué hay en común entre el asesino de Oslo y los jóvenes británicos vandálicos? Les gusta jugar a "Call of Duty", es decir, la violencia bélica. Al parecer a los british además les mola el rap y el gamberrismo para sacarse unas perras con las que drogarse y tirarse unas juergas del recopetín. ¿Qué hay de interesante en lo ocurrido en Londres? Nada. En cuanto al vídeo que se ha puesto de moda se trata de un género llamado grime del que no tengo ni idea, porque no me interesa en absoluto, salvo para que tengáis en cuenta que hay un mundo ahí fuera que desconocemos por completo. Como decía Ross Halfin, un fotógrafo londinense del rock. "Para algo me servirá mi colección de machetes", ante el temor de que unos gamberros entrasen en su casa. Al parecer pasaron verdadero pánico los londinenses.
  Los Clash en su día también hicieron un llamamiento similar al gamberrismo que nadie hizo caso en aquella combulsa época del punk. Ahora un simple mensajito por móvil mueve a miles de fanáticos ociosos.
  Por cierto, los "rioters" han quemado el edificio de SONY en Londres, donde se almacenaban todos los discos de esta multinacional, con lo que 85 de los 90 discos que iban a salir ahora al mercado se han ido a freir puñetas, sin contar con todo el catálogo antiguo que se ha quedado frito, y revistas como NME han lamentado que la escena indie haya perdido gran parte de su joya de la corona en la noche del pasado lunes.