El día en que España entró en el circo del rock: 1976


El 11 de junio de 1976 España entró en el maravilloso circo del rock gracias al atrevimiento de Mick Jagger y su grupo de actuar en Barcelona. Antes ya lo habían hecho Status Quo y con Franco los propios Beatles, cuya actuación sí que fue toda una valentía, pero que no supuso que luego llegaran mas bandas británicas.
El que contrató a los Rolling fue Gay Mercader, iniciando desde entonces una serie de grandes actuaciones musicales en nuestro país, al que no se atrevían a acudir ninguna de las figuras de la música. Jamás tocó en España Led Zeppelin, por ejemplo, y gracias a que lo hicieron los Rolling, después vino Bob Marley, David Bowie, Lou Reed y decenas de gigantes del rock.
Aquella actuación de los Rolling tuvo lugar en la plaza de toros Monumental de Barcelona y entre las curiosidades destaca que Ron Wood saliera al escenario con el traje de torero. John Miles era el telonero. Keith Richards tocó con su Gibson con la calabera y se jactó de beber Jack Daniels, que repartió entre las primeras filas. La entrada costó 900 pesetas y la poli se vio obligada a lanzar gases lacrimógenos a un grupo de hippies que quería entrar por la patilla, porque para entonces era mucha pasta la que pedían.
Curiosamente se recuerda mas su actuación de 1982 que la de 1976 porque en aquel 82 Felipe González había llegado a la Moncloa y se había retratado con Jagger como dando oficialidad a la entrada de España al mundo Occidental y civilizado. Margaret Thatcher se encargó de aguar la fiesta en el Reino Unido a finales de los 70, dando alas al punk, cuyos últimos coletazos se vieron en la movida madrileña.