Canterbury


Todo empezó en un pub, el "Bear and Key", en la calle Whitstable High, de Canterbury, el 15 de enero de 1965, allí actuó por vez primera el grupo The Wilde Flowers, al que Kevin Ayers le añadió la "e" a "Wild" en honor a Oscar Wilde.
  Aquel grupo vestía camisas de seda de color púrpura, turquesa, amarillo, rojo, azul y verde oliva, confeccionadas por la madre de Hugh Hopperr. Pye Hastings estaba allí y vio aquel concierto con 17 años acompañado de su hermana Jane. En Canterbury, a diferencia del resto de Inglaterra, se vivía un aura hippy con aroma de pachuli, dieta de maría, ambiente cristiano con el sonido de la campana de su catedral a todas horas y una paz enorme en el medio del jardín del Reino Unido, en la esquina del condado de Kent, con sus colinas suaves y bucólicas.
  El otro lugar histórico era la casa Georgiana del rubio Robert Wyatt, la Wellington House, a diez millas de Canterbury, en Lydden. Allí fue a parar un día el australiano Daevid Allen, de 21 años, con su colección de 500 discos de jazz. Era el verano de 1961. Cinco años mas tarde viajarían a las Islas Baleares, donde estuvieron tres días bajo los efectos del ácido, dediciendo que iban a formar un grupo "avant-garde" llamado Soft Machine. En 1967 había en Canterbury dos bandas: Soft Machine y Caravan, nombre éste inspirado de un tema de Duke Ellington. Si os fijáis en esta zona molaba mas el jazz que el blues que predominaba en las Midlands y Londres.
   El batería y cantante de Soft Machine, Robert Wyatt, se quedaría en silla de ruedas por un accidente doméstico, inciando una carrera en solitario muy fructífera, pero esa es otra historia ulterior.
  Otros grupos que triunfarían dentro de la etiqueta Prog-Rock en aquel pueblo serían Gong, Egg, Khan, National Health y Hatfield And The North. Kevin Ayers también iniciaría una carrera en solitario y Wyatt, antes del fatal accidente, crearía Matching Mole, que es Soft Machine, pero en francés.
  Entre los músicos destacaría Richard Sinclair, por su angélica voz, con cuyo primo Dave, con mucho talento al piano, formarían Caravan. Pye Hastings, de Lydden, amigo de Ayers, también entraría en el grupo.