Sale al mercado un disco de John Martyn dos años después de fallecer

El periodista Graeme Thomson narraba en su revista "Uncut" que cuando a finales del año 2006 estaba entrevistando a John Martyn en un pub de Thomastown (Kilkenny), donde residía el músico escocés, entre pintas de cerveza con vodka e ingerir una hamburguesa de cebolla con queso de tres bocados, le comentó que tras "On the Cobbles" sacaría un disco que casi tenía terminado. En enero de 2009 falleció de neumonía de forma repentina sin que ese disco viera la luz hasta este mes de junio. El séptimo tema titulado "Can´t turn back the years" es de Phil Collins, uno de sus mejores amigos.
  La semana pasada compré en Edimburgo su disco "Bless the weather" en versión remasterizada y con notas interiores muy interesantes. Fueron escritas en septiembre de 2005 por John Hillarby. "John es un incurable romántico que canta desde su corazón, ningún otro artista canta con tanta emoción", decía en ese texto. Ian David McGeachy, que era su nombre, nació el 11 de septiembre de 1948 en Beechcroft Avenue, New Malden, Surrey, como único hijo de dos cantantes, Thomas Paterson McGeacy y Beatrice Jewitt. Cuando era joven ambos se separaron, por lo que fue criado por su abuela en Glasgow, quién le inyectó los valores escoceses en vena. Su padre le enseó a pescar, joder y montar en bici. Davey Graham fue el primer héroe musical de Ian en 1965. Su primer concierto fue por casualidad en un pub porque Josh McGrae estaba tan borracho que no pudo salir a hacerlo. John Martyn era el único que sabía tocar en todo el pub.Clive Palmer, fundador de los Incredible String Band, tenía un club de folk en Sauchiehall Street y se convirtió en un buen amigo suyo. Vivieron en una granja en Cumbria sin electricidad ni agua corriente. John decidió trasladarse a Londres. Dormía en Trafalgar Square y fue cuando decidió llamarse John porque así se lo surigió su agente Sandy Glennon, y Martyn por la marca de guitarras, a la que cambió la i latina por la i griega.
  Comenzó tocando en el famoso club Les Cousin, en Greek Street, en Bunjie y en Kingston Folk Barge, donde un señor gordo llamado Theo Johnson le dijo que le iba a  hacer una estrella. Lo introdujo a Chris Blackwell, el hijo del dueño de una plantación de Jamaica, con un disco demo de dos canciones. Chris montó una discográfica tomando el nombre del libro "Island In The Sun" de Alec Waugh, siendo John Martyn el primer músico blanco que grabó en el sello Island Records."London Conversation" fue el título de aquelo disco. Tenía 19 años. Antes de un año llegaría "The Tumbler" y luego "Stormbringer" con su esposa Berverly. El saxofonista Pharoah Sanders le inspiraría y le haría comprar una guitarra echoplex. Ahí comenzó a distanciarse del folk y hacer una mezcla entre rock, jazz y electrónica que ha fascinado a otros músicos. Curiosamente su único tema aparecido como single y desechado en "Bless the weather" se convirtió en un éxito de Martyn porque Eric Clapton lo incluyó en su disco "Slowhand". Se trata de "May you never". Martyn lo incluiría luego en su disco del año 1973 "Solid Air".
   Alguno de vosotros conoceréis al fabuloso guitarrista del grupo Free Paul Kossoff. Pues bien, era íntimo amigo de Martyn. Tanto que llegó a vivir con John y su esposa Beverly, quienes le ayudaron en su adicción a las drogas. El 19 de marzo de 1976 fallecería en un vuelo a Nueva York de un ataque al corazón. En su disco Back Street Crawler aparece un tema llamado "Time Away", que es una versión corta de un instrumental de 18 minutos titulado "Time Spent Time Away" totalmente inédito y que ambos grabaron.
  Por cierto, en los discos de Martyn uno de los mejores instrumentos es el bajo porque Danny Thompson, su mejor amigo, está considerado como el mejor doble bajo del mundo. Su sonido es asombrosamente relajante y único. En fin, que si no conocéis a Martyn será mejor que escuchéis algo cuanto antes.