Entre la falta de respeto y lo habitual en el mundillo


Viendo estas imágenes me siento en la duda de ponerme en el pellejo de los croatas que pagaron una pasta por ver esta mierda de espectáculo y recordar aquellos gloriosos años en los que la gente precisamente pagaba por ver a Jim Morrison borracho a ver si se desnudaba o hacía una de las sullas, o a Janis Joplin o a tantas otras estrellas que subían colocadas al escenario.
Recientemente colgué una serie de videos de Santana y en el segundo el grupo os cuenta como tomaron LSD pensando que salían al escenario unas horas mas tarde. Miren por donde que les dicen que o salían ya o no tocaban, justo tras ingerir las pastillitas. Pues Santana cuenta como veía al público y todo dándole vueltas, tanto que tenía que cerrar los ojos, y cuando miraba el mástil este parecía una serpiente. Un poema.