Dylan, el millonario cuyo dinero no lo hizo pasar desapercibido


Otra película mas del genio. Los americanos sienten auténtica fascinación por conocer la vida de los multimillonarios. En esta caso Bob no lo ha autorizado, pero tampoco es que cuente tanto. Joel Gilbert hace una peli de Bob sin música, que es el truquito del almendruquico. Recuerdo una que vi de Led Zeppelin que daba pena verla. Sonaba música cutre de fondo mientras una voz en off subrayaba la importancia de los riffs de Page.


En 2:30 Bob Dylan hace un cameo en este famoso videoclip del rapero Wyclef Jean titulado "Gone till November", porque al Dios de la música que en mayo cumplió 70 años le encantaban este tipo de bromas.
Ayer leí parte de una entrevista que le hizo enl os 60 Robert Shelton, que no es otro que el que escribió la primera crítica musical de Dylan cuando era un jovencito, la crítica que le dio la fama. Pues paradógicamente Dylan confiesa en esa entrevista que no leía nada sobre él y que prefería ignorar las críticas. Decía que era millonario, pero que no podía comprar lo que él mas deseaba: el anonimato. También odiaba a todas esas personas aduladoras y pesadas que se le acercaban a molestarlo y a hacerle preguntas. Eso lo decía en los 60, así que imaginaros lo que ha tenido que sufrir este hombre hasta hoy en día.

Curiosamente en este videoclip de 1993 titulado "Blood in my eyes", dirigido por el músico Dave Stewart, se le ve charlando, firmando autógrafos por la calle con un sombrero de copa, es saludado e incluso palmeado en la espalda como si nada, sin matones rodeándolo. Incluso hace malavarismos con unos hippies.

En el año  1986 el padrino del rap, Kurtis Blow, logró que Dylan hiciese rap en el primer tema de su disco 'Kingdom Blow', titulado 'Street Rock'. Se escucha al principio y en el minuto 6:12.
También fue famosa su aparición junto a White Stripes el 17 de marzo de 2004 en Detroit o en Nashville en 2007, por no olvidar el "USA for Africa" de 1985 o la inclusión de Slash en el disco "Under the red sky" de 1990.