Cuando Young se subió a la furgoneta de los que mataron a Captain America


Os acordáis de Easy Ryder, la legendaria película en la que unos paletos matan de un tiro a uno de los protagonistas, pues hubo un tiempo en los años 80 en que Neil Young parecía que se había subido a la furgoneta de esos paletos. Todo se debió a que su discográfica Geffen le había echado en cara que el disco "Old Ways" era demasiado country y no iban a sacarlo al mercado. Mira por donde, Young se cogió tal cabreo que grabó un disco de rockabilly coñero con la banda "The Shocking Pigs" titulado "Everybodys Rockin" e inició una gira por Estados Unidos tocando para shows televisivos de country, en el circuito de rodeos y de la América profunda con la mejor banda de country posible, siendo mas country que nadie. Era su enorme cabreo el que le empujó a ese Jekyll contrario al habitual Hyde activista, de llamas, aztecas, antiNixon, estudiantes disparados y melena hipiosa.
Las canciones hablaban de los coches japoneses que inundaban las carreteras, de cerveza, de la vida familiar, de la vida en el campo y cosas por el estilo, como si se hubiera subido al tractor para arar en la finca. Este mes acaba de salir al mecado una grabación de aquella época titulada "Tesoro" y ciertamente que lo es.