Rock marxista

La multinacional norteamericana CBS se negó a publicar en Estados Unidos el primer disco del grupo británico The Clash por considerar su música poco comercial, por lo que el grupo diseñó esta portada para su segundo trabajo, para el que la compañía impuso como productor a Sandy Pearlman, "para que sonaran mas guitarras por pulgada cuadrada que en toda la historia de la civilización Occidental". Cuando las tiendas de discos mostraron a un cowboy muerto picoteado por buitres y observado por un soldado chino montado a caballo las iras de CBS-Epic alcanzaron mas decibelios que los de tales guitarras. Descubrieron que tenían en sus filas al grupo mas contestatario que ha dado el rock.
Recuerdo uno de los últimos conciertos de Joe Strummer en Glastonbury rompiendo las cámaras que lo estaban filmando al tiempo que decía que no había libertad y que somos vigilados a cada paso que damos. Coincidió aquel gesto con la colocación aquel año de cámaras de seguridad para vigilar a los asistentes a este festival británico.
  Los cuatro miembros de los Clash tuvieron una infancia muy dura y la elección del nombre del grupo salió de los titulares de los periódicos de la época (1976) en los que debido a los conflictos laborales en Inglaterra contenían sobre todo la palabra "clash". De todos sus discos el mas extraño fue el triple "Sandinista" de 1980 tributo a la revolución que acabó con el dictador Anastasio Somoza en 1979. CBS se enfadó mucho no por las deribaciones revolucionarias o marxistas, que también, sino porque vendían tres vinilos al precio de uno solo, lo que se sumaba a lo que habían hecho antes con el "London Calling", el primer disco doble de la historia que se vendió por el precio de uno sencillo.
  El 22 de diciembre de 2002 Joe Strummer recibió la noticia de que su grupo había sido elegido aquel año para la prestigiosa gala del "Hall of Fame". Cuando iba a convencer a sus compañeros, con los que ya no se hablaba, para ir al festival, un ataque al corazón se lo llevó cuando descansaba en un sofá con el fax que iba a remitirles en el bolsillo de su chaqueta. La gala se celebró sin él, pero con el emocionante recuerdo de sus compañeros, reconociendo los graves errores que cometieron en los últimos años de vida del grupo, derivados de la gran fama que adquirió el grupo y las desavenencias que ello trae como consecuencia y que también llevó al traste a grupos como Police. A mi juicio los Clash fueron mucho mas lejos en su visión que los Beatles, los Rolling o Bob Dylan, con letras muchísimo mas incendiarias y antisistema "con la esperanza de alcanzar un mundo menos miserable" de la vida que llevaron en su juventud.
  Un buen ejemplo de su buena época es este largo video de la grabación del London Calling, con Guy Stevens como productor, un gran personaje que falleció a consecuencia de las medicinas que tomaba para acabar con su alcoholismo galopante.