En Irán ni siquiera se pueden tener animales domésticos


En España nos quejamos de falta de libertad a la hora de poder ir a 120 kilómetros a la hora en tu automóvil sin darnos cuenta que existen países como Irán en los que está prohibido tener animales domésticos, si bien los jóvenes en su totalidad tienen en sus casas los apreciados gatos persas, originarios de esa zona. También está prohibido escuchar música, ya no te quiero ni contar que sea rock, rap o pop. Pues bien, existen jóvenes que arriesgan sus vidas tocando en granjas, en sótanos o donde pueden, y que incluso han llegado a montar un concierto clandestino, como decía el chantadino Manu Chao.
En fin, que un director de cine ha retratado a la perfección aquel ambiente oprimido con la frescura del prisma de unos jóvenes que pudieran ser los de cualquier barrio de nuestras ciudades. La multinacional americana Miramax ha visto un filón en la película y hace ya varios meses que se estrenó, pero al menos para mí pasó desapercibida hasta que ayer, en una revisión médica, ojee un viejo "Fotogramas" que dedicaba una breve reseña a la filmación. Una compañera de trabajo tiene los "Fotogramas" de los últimos años. Creo que se los pedirá para investigar pequeñas joyas escondidas.
Sinopsis: Un hombre y una mujer, que viven atados a su joven musica, crean un grupo despues de salir de la carcel. Cuando en Teheran se prohibe su musica intentan pasar a Europa para conseguir su sueño.