EMI censuró en 1984 un video al grupo Talk Talk


La multinacional EMI exigió al grupo que hiciesen otro videoclip porque les horrorizaba éste por el simple hecho de que salían animales y el cantante, Mark Hollis, aparecía en un zoológico londinense con la boca oscurecida y rodeado de bestias. Lo curioso es que el que lo sustituyó contaba con los miembros del grupo sonriendo de manera exagerada mostrando así su enojo por doblegarse a la industria de la música. En vísperas de la ley SINDE esta es mi respuesta. No Doubt hicieron una versión en 2003 con su cantante rubia y explosiva, Gwen Stefani, contando la historia de una mujer despechada que sentarán en la silla eléctrica. La música suena a "Thriller".