Gary Moore, el heavy que se hizo bluesmen


Gary Moore se hizo famoso por haber sido el guitarrista de la banda de un bajista (Phil Lynnott) THIN LIZZY, y en España fue a morir el día 6 pasado por un ataque de corazón a los 58 años mientras descansaba en un hotel de vacaciones. El documental 'White Knuckles And Blue Moods' acaba de darse a conocer como tributo a su persona de la mano de los nórdicos Jörgen and Stefan Mossberg, con entrevistas a Gary. La misa funeral tuvo lugar hoy en Sussex con asistencia de músicos y amigos. Entre los Thin y su exitosa carrera de blues hubo un tiempo intermedio en el que inició su carrera en solitario con un par de discos heavies que personalmente no me gustan nada. Lo que sí fue un acierto es su dedicación al blues, a mi juicio, con mejor resultado que el pedante de Clapton, otrora un Dios que nunca debió de haber dejado aparcado su "Slowhand" (Manolenta). Pero al abandonar la bebida también dejó en el armario su frescura y delicadeza.